Recogida de donativos y alimentos para Cáritas Sagrario organizada por el Palacio de Congresos
Recogida de donativos y alimentos para Cáritas Sagrario organizada por el Palacio de Congresos
20 de abril de 2020
El Palacio de Congresos, junto a Cáritas Sagrario, organiza una recogida de donativos, alimentos y productos de primera necesidad en Córdoba, con la colaboración de las agencias cordobesas de Comunicación y Marketing Dobuss y BeBrand

La situación sanitaria y de confinamiento que sufrimos en estos días ha provocado la paralización de la actividad social y económica de la ciudad, conllevando la carencia en muchas familias cordobesas de los recursos necesarios para poder abastecerse y alimentarse. Por ello, el Palacio de Congresos se ha propuesto la labor solidaria de recoger fondos, así como alimentos y productos de primera necesidad, junto a Cáritas Sagrario y que irán destinados a esta entidad, con la colaboración de las agencias de comunicación Dobuss y BeBrand.

Esta campaña contará con el apoyo logístico de las Fuerzas del Orden y Seguridad del Estado, permitiendo la recogida de paquetes de alimentos en las empresas de Córdoba. Así, cualquier empresa local interesada en aportar alimentación o cualquier producto básico podrá hacerlo contactando con la directora de Cáritas Sagrario, Carmen Guisado, a través del correo electrónico direcsagrario@caritasparroquial.org, quien coordinará la recogida en el punto establecido, junto a la supervisión de las autoridades.

En cuanto a la recogida de fondos, esta campaña pone a disposición de todos los interesados, tanto empresas como particulares, la cuenta corriente ES96 3183 1400 5110 0326 5228, cuya recaudación irá íntegra a Cáritas Sagrario, para la obtención de productos de primera necesidad y ayuda a los más afectados por la actual situación provocada por la pandemia del coronavirus.

Desde Cáritas apuntan que todas las personas que se acercan a la entidad en estos días “son porque no obtienen respuestas de las Administraciones, requiriendo productos de alimentación y de higiene”, desde aquellas que no poseen ningún ingreso en sus hogares hasta las que se han visto desempleadas por la situación causada por la declaración del estado de alarma y los ingresos que generaban “eran de trabajos precarios o que no disponían de derechos laborales”.

La entidad destaca que, antes del estado de alarma “la media de familias que acudían a nosotros era de 60 al mes. A fecha 1 de abril, se han acercado a nosotros unos 700 cordobeses que se encuentran en situación de extrema gravedad por falta de alimentos”.

“Estamos en una situación sin precedentes”, destaca Carmen Guisado. “A día de hoy, hay muchas familias cordobesas pasando hambre. Por primera vez, desde que dirijo Cáritas Sagrario, y de eso hace ya ocho años, las familias no nos están pidiendo otra cosa que no sean alimentos, les da igual quién se los proporcione o de dónde vengan”.

Del mismo modo, desde Cáritas Sagrario apuntan que uno de los principales problemas es la falta de alimentación y de productos de higiene infantil, como leche materna, cereales o pañales. Además, “no hay nadie que esté proporcionándonos material de desinfección, lejía, productos de limpieza o higiene personal, sin olvidar la higiene femenina y la de los mayores”.

“Desde aquí, tanto don Manuel Pérez Moya, responsable de Cáritas Sagrario, como yo misma, hacemos una llamada a la sociedad cordobesa de buena voluntad, para que en estos momentos no hagamos distinción de creencia religiosa o raza, nuestros conciudadanos están sufriendo una de las mayores catástrofes que puede sufrir una persona humana y que no es otra que la del hambre. Son días muy duros y difíciles para todos, pero mayoritariamente para esas personas que, por una razón u otra, están fuera y excluidas del bienestar social al que todo ser humano tiene derecho”, concluye la directora de Cáritas Sagrario.

Por parte del Palacio de Congresos, esta iniciativa surge con el fin de aportar soluciones y ayudas a la sociedad cordobesa más vulnerable en estos momentos de máxima necesidad. Así, el espacio de la calle Torrijos no cesa en su intento por seguir luchando por un proyecto de ciudad que, a día de hoy, necesita de todos y de todas las instituciones y entidades cordobesas más que nunca.