La Jornada Embajadores analiza las claves de la relación entre cultura, turismo y sostenibilidad
La Jornada Embajadores analiza las claves de la relación entre cultura, turismo y sostenibilidad
22 de febrero de 2022
El edificio de Torrijos ha acogido la cuarta edición de estas jornadas con unos 200 asistentes

El Palacio de Congresos de Córdoba ha celebrado en la mañana de este martes 22 de febrero la IV Jornada Técnica Embajadores de Córdoba, bajo el título “Cultura, turismo y desarrollo en tiempos de postpandemia”. Un foro que ha reunido a expertos de la cultura y el turismo para debatir cuestiones de gran relevancia a nivel nacional e internacional, sin obviar la perspectiva de lo local. Casi 200 asistentes, entre autoridades y representantes de entidades públicas y privadas, han participado en este debate organizado e impulsado por el espacio de Torrijos.

El delegado de la Junta en Córdoba, Antonio Repullo, ha inaugurado oficialmente unas jornadas que “van a aportar mucho a la ciudad y la provincia”. Para Repullo, “a la cultura hay que sacarle partido desde el respeto, siempre bajo criterios de sostenibilidad”, porque “la cultura genera oportunidades, genera empleo y dinamiza nuestra economía”.
El evento ha comenzado con la ponencia de Alfons Martinell, director honorífico de Cátedra UNESCO Políticas Culturales y Cooperación, que abrió el primer bloque denominado ‘Cultura y Desarrollo. La cultura como desarrollo sostenible’. Martinell ha reconocido que la cultura es una de las cuatro dimensiones de desarrollo sostenible, junto a la económica, social y medioambiental.

Tras él, el presidente de la Asociación de Gestores Culturales de Andalucía (GECA), Rafael Morales, ha explicado las iniciativas del GECA para la reactivación del sector cultural desde lo local, con especial mención al objetivo de promover en Andalucía una ley de la cultura que “ofrecerá un marco de seguridad jurídica de los derechos culturales”. En su ponencia, ha ofrecido datos sobre la riqueza que genera la cultura en España, señalando que antes de la pandemia la cultura representaba el 3,2% del PIB y, sin embargo, la aportación de las administraciones al sector cultural no llega al 1%, según las propias estimaciones del GECA. “La cultura da más riqueza de lo que recibe y luego tenemos la reputación de ser un sector subvencionado”, ha reivindicado.

Emprendedores culturales

En este primer bloque, cuatro emprendedores culturales locales de larga y dilatada trayectoria y prestigio nacional e internacional en distintos ámbitos, han reflexionado sobre los productos culturales como bienes de primera necesidad.
Sebastián de la Obra, director de la Casa de Sefarad, ha resaltado la importancia de la cultura en la sociedad, “el pasado es lo único que crece”. Otro de los participantes en este panel, Luis Celoiro, director de Casa del Agua, ha considerado que la cultura ha formado parte intrínseca del ser humano, estando en su esencia como individuo “por lo que va más allá de ser considerado un bien de primera necesidad”. El editor de Almuzara, Manuel Pimentel, ha mostrado su optimismo y ha realizado una reflexión sobre la revolución digital actual y la necesidad de adaptación a este ecosistema. Gerardo Olivares, cineasta y guionista; y Marisol Membrillo, actriz y empresaria, han cerrado este panel con una reflexión sobre la cultura como identidad de una sociedad y el análisis de las dificultades durante la pandemia.

Instituciones públicas

Partiendo de la pregunta “¿a política cultural es prioritaria en Córdoba?”, las representantes de las administraciones públicas han analizado la importancia de la cultura para la ciudad y la provincia. La delegada de Cultura y Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Córdoba, Marián Aguilar, ha confirmado que “la cultura sí es prioritaria en Córdoba”, recalcando que es una apuesta decidida como eje estratégico, “un compromiso del equipo de Gobierno”, ya que la cultura también es un pilar fundamental en el desarrollo económico.

Para Cristina Casanueva, delegada territorial de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, “la cultura es un motor económico indispensable y necesario”. Además, ha resaltado la importancia de la colaboración entre administraciones para el desarrollo de eventos o proyectos culturales, como por ejemplo para el Festival Flora o la Orquesta de Córdoba.

Por su parte, Salud Navajas, delegada de Cultura de la Diputación de Córdoba, también ha mostrado su acuerdo en cuanto a la prioridad de la cultura en Córdoba y provincia, añadiendo que desde las instituciones públicas deben “ver a la cultura como un medio para mejorar la vida de la sociedad”.

Segundo bloque, cultura y turismo cultural

El segundo bloque ha contado con la intervención de dos ponentes. El primero de ellos, Manel Miró, de Stoa Consulting, ha ofrecido las claves para una alianza sostenible entre patrimonio y turismo a través de un recorrido por casos de éxito a nivel europeo. Ha concluido con varias reflexiones sobre la relación entre patrimonio y turismo, que considera que “no solo es buena, sino que también es necesaria y en muchos casos beneficiosa para turistas y residentes”.

Víctor Fernández Salinas, catedrático de Geografía Humana de la Universidad de Sevilla, ha concluido el turno de ponencias con un análisis de la cultura y turismo sostenible en ciudades patrimonio mundial. Durante su intervención ha trasladado también una de las cuestiones que en los últimos años “más está preocupando”, la turistificación. En su conclusión Salinas ha instado a la candidatura de Córdoba como paisaje urbano histórico de la UNESCO.

La delegada de Turismo del Ayuntamiento de Córdoba, Isabel Albás, ha cerrado el acto con el agradecimiento al esfuerzo del Palacio de Congresos por esta iniciativa y ha destacado el reconocimiento de la cultura en la postpandemia: “esta crisis social y económica ha puesto de manifiesto que la cultura es un bien necesario e imprescindible y que cuando se apaga la cultura se borra nuestra razón de ser”.

Estrategia cultural del Palacio de Congresos

En el contexto de esta jornada, el CEO del Palacio de Congresos, Juan Salado, ha adelantado los ejes clave del plan estratégico respecto a la cultura. El objetivo principal de este plan es hacer convivir el turismo de congresos y la cultura, “porque consideramos que es un formato ganador”. La cultura “no va a ser opcional ni complementaria” en un “espacio de todos y para todos”.

Este plan estratégico del espacio de Torrijos está fundamentado en valores científicos, históricos, arqueológicos, simbólicos, geográficos, sociales y artísticos. Surge de variables multicontexto, a través de ejes como la singularidad histórica, el desarrollo sostenible, la excelencia y la identidad. Estos ejes emergen de cuatro grandes claves: el patrimonio, la creatividad, la interculturalidad y territorio. “Atributos conjugables con el turismo de congresos”, ha puntualizado.

Salado ha agradecido la presencia de los expertos que han participado hoy en la jornada, y que el propio Palacio ha puesto a disposición de todos para abordar cuestiones de relevancia internacional y nacional con una clara perspectiva hacia lo local.